Uso educativo de los marcadores sociales

Nota. Este artículo no es un tutorial paso a paso sobre marcadores sociales, sino una breve introducción a estas herramientas y su uso didáctico. Al final del texto encontrarás un listado de recursos que te permitirán profundizar en el tema.

Una de las tareas más habituales cuando preparamos nuestras clases es localizar información sobre un tema determinado. Cada vez con más frecuencia, esa información no la buscamos en libros de texto o enciclopedias sino en la web. Una vez localizada la información ¿cómo la distribuimos entre nuestros alumnos o nuestros compañeros? ¿La enviamos por correo electrónico, la incluimos en un documento que luego imprimimos y fotocopiamos, la insertamos en un wiki o blog…?

Cualquiera de las opciones mencionadas arriba puede ser válida dependiendo del contexto, pero me gustaría llamar la atención sobre una posibilidad muy ágil y que facilita la colaboración con otros: estoy hablando de los marcadores sociales.

¿Qué son los marcadores sociales?

Son servicios online que permiten almacenar, catalogar y compartir enlaces. Resultan muy útiles cuando manejamos gran cantidad de recursos web, porque facilitan la localización posterior de esos enlaces que tanto nos costó descubrir en su momento y que ahora no sabemos recuperar.

Algunos de los más populares son Delicious, Diigo, Mr.Wong, Furl… Desde mi experiencia, uso y caprichos totalmente personales recomiendo los dos primeros, y a ellos me referiré en este artículo.

La mecánica en cada uno de ellos es parecida: tras registrarte en el servicio y activar tu cuenta (los procedimientos habituales cuando usas cualquier nuevo servicio online) puedes empezar a guardar enlaces a través de la web del servicio; o mejor aún (muy recomendable) podemos instalar en nuestro navegador un plugin que nos facilite las tareas básicas: guardar, asignar palabras claves, comentar, distribuir.

Una vez instalado el plugin, guardar un enlace es tan sencillo como hacer clic en un botón que se instala en tu navegador o hacer clic en un hipervínculo con el botón derecho del ratón.

¿Qué son los tags?

Cuando guardas un enlace es importante que le asignes una o varias palabras clave, etiquetas, o tags.  Estos tags permitirán ordenar, catalogar y compartir el material que encontremos. Por ejemplo, si a una receta de paella asignamos las palabras clave recetas, arroz, cocina mediterránea, podremos localizarla luego (nosotros y cualquier otro usuario con el que queramos compartirlo) en cualquiera de esas categorías. Esto tiene la ventaja de hacer accesible a un gran número de usuarios nuestros enlaces correctamente catalogados (y a nosotros los suyos). Pero tiene el inconveniente de dificultar a un grupo menor (por ejemplo nuestros alumnos) los enlaces que hemos seleccionado para ellos. Esto lo solucionamos añadiendo a los anteriores un nuevo tag más específico, por ejemplo almadraba2esoa.

Este método de catalogación, que permite usar tanto etiquetas generales como específicas, es clave en el uso más productivo de los marcadores sociales, que se convierten así no sólo en almacenes privados de enlaces (como los Favoritos de nuestro navegador) sino en un instrumento de investigación y catalogación colectiva de recursos online.

¿Cómo usar marcadores sociales en el aula?

La gran ventaja de usar estos servicios es su gran sencillez de uso, lo que hace que pueda usarse en cualquier nivel y que ofrezca resultados casi inmediatamente.

1. Envía a tus alumnos enlaces a material didáctico que selecciones para ellos.

Pide a tus alumnos que se hagan una cuenta en Delicious o en Diigo, agrégalos como contactos y pídeles que se suscriban a algunos tags creados por ti (por ejemplo, almadraba2esoa). Así recibirán automáticamente los enlaces que guardes con esos tags. También puedes enviarlos a una dirección de e-mail.

2. Crea stacks (Delicious) o grupos (Diigo) sobre un tema.

En lugar de usar tags específicos, puedes crear un stack (pila en inglés) de enlaces sobre un tema concreto. En Diigo en cambio puedes crear grupos a los que tus alumnos pueden suscribirse. En un grupo, todos los suscriptores pueden contribuir con sus enlaces. Ambas opciones son útiles con grupos que no cosiguen aclararse con los tags, o que sólo van a hacer un seguimiento momentáneo de un tema.

3. Pide a tus alumnos que busquen y compartan enlaces sobre los temas que estáis tratando en la asignatura.

Una de las tareas que los alumnos deben aprender a manejar es localizar información relevante, distinguirla de la que no lo es y contextualizarla adecuadamente. Estas herramientas están diseñadas específicamente para eso, y te dan la oportunidad de conocer sus procesos de búsqueda y ayudarles a mejorarlos.

4. Colabora con otros profesores a crear un banco de recursos didácticos online.

Crea un grupo o usa un tag específico para recopilar material de interés que luego podéis usar en el aula

Linkografía

También te podría gustar...