Caja de herramientas TIC para el profesor del SXXI.

La incorporación de las TIC a la labor docente, por razones que darían para un artículo mucho más largo que este, es cualquier cosa menos homogénea. El abanico de herramientas y enfoques empleados por los profesores en el desempeño de sus tareas abarca herramientas muy diversas, dependiendo de factores que incluyen:

  • La etapa educativa
  • La asignatura
  • La disponibilidad de medios
  • El nivel socioeconómico del alumnado
  • La propia formación del profesor

Son demasiadas variables para que el resultado sea mínimamente uniforme. En el IES Almadraba, además de la infraestructura aportada, bien por el Programa ETIC 2.0, bien por el propio centro, disponemos de algunos servicios online que proporcionan una base común a nuestro trabajo con las TIC.

No obstante, esos servicios (blog de aula, wikis, correo electrónico, repositorio de documentos, etc.) pueden y deben ser complementados por otros que, integrados con ellos, cubran todas las necesidades del docente actual.

En esta página dejamos un listado de enlaces, referencias y consejos sobre cómo equiparnos de manera adecuada.

Un enfoque didáctico

Parece de perogrullo, pero lo primero que necesitamos a la hora de diseñar una buena actividad online o un recurso educativo digital es saber qué queremos conseguir con ellos.

La metodología TPACK está siendo adoptada de manera bastante amplia, combinando tres tipos de elementos: didácticos, de contenido y tecnológicos.

Mencionamos esta metodología por su enfoque práctico y porque se integra bien con la manera como diseñamos nuestras programaciones. Vamos ya con las herramientas.

Una cuenta de correo electrónico

Imprescindible para enviar y recibir información, distribuir documentos o incluso identificarse en la Red. Seguro que tienes una, pero… ¿seguro que quieres compartir con tus alumnos la misma cuenta de correo a la que te escriben tus amigos? Nuestro Centro proporciona a cada profesor una dirección de correo propia para facilitar la comunicación entre nosotros y nuestros alumnos sin perder privacidad.

Un blog

Se suele definir un blog como un diario digital. Su principal característica es la de organizar sus contenidos en orden cronológico inverso (arriba lo más reciente). Es ideal para organizar el trabajo de una clase. Nuestro centro proporciona blogs de aula alojados en un mismo sistema para facilitar el uso a los alumnos.

Un wiki

Los blogs son adecuados para contenidos cronológicos, por ejemplo organizar el trabajo de aula, distribuir materiales didácticos, recibir consultas a tavés de los comentarios, etc. Para publicar contenido estructurado puede resultar de utilidad un wiki. En realidad, nuestros blogs también pueden publicar contenidos estructurados mediante páginas y subpáginas, pero los wikis facilitan además la colaboración entre diferentes autores (miembros de un mismo departamento, alumnos…).

Al recibir tu cuenta de correo @iesalmadraba.org, consigues además una serie de servicios adicionales, entre ellos el llamado Sites, que no son otra cosa que wikis.

Un editor de contenidos educativos

Si ya tenemos blog y wiki… ¿de verdad necesito además un editor de contenidos?

Lo cierto es que los tres formatos se complementan bien. Los blogs, para organizar el trabajo semanal; el wiki, para estructurar los contenidos de tu asignatura; y el editor, para desarrollar esos contenidos. Por supuesto puedes elegir uno solo de esos recursos, o combinar dos de ellos. Además el editor tiene una ventaja sobre los otros dos: puede producir contenido para consultar sin conexión a Internet.

Mi consejo, después de haber probado los más habituales, es usar eXelearning para producir contenidos didácticos, y luego distribuirlos desde el blog o el wiki. Así tienes también la posibilidad de llevar esos contenidos en un  pen-drive para proyectarlos en el aula.

Un repositorio de documentos

Es decir, un lugar donde puedas publicar apuntes, hojas de cálculo, presentaciones, formularios… Hay muchas opciones para esto, y en realidad ya conoces dos: los blogs y los wikis incluyen espacio para almacenar tus documentos digitales, y puedes enlazarlos para que tus alumnos los descarguen. ¿Por qué entonces necesito otro servicio más que va a hacer lo mismo? Muy sencillo: por los servicios extra y porque necesitas una copia de seguridad de tu trabajo. Comentaremos dos: Drive y Dropbox

  • Drive (antes Docs). Es uno de los servicios que acompañan a tu cuenta de correo @iesalmadraba.org (o a tu cuenta de Gmail, si tienes una). La ventaja de Drive es que incorpora un editor online de documentos, de manera que puedes redactar tus textos, diseñar tus presentaciones o editar una hoja de cálculo desde cualquier ordenador.
  • Dropbox. Más de 3GB de espacio gratis en un disco duro virtual, para que guardes lo que quieras: música, clips de vídeo, documentos, fotos, presentaciones, carpetas comprimidas… Es muy sencillo de usar porque añade una carpeta a tu disco local que se mantiene siempre sincronizada con tu disco virtual. Lo recomendamos por dos razones: es muy cómodo de usar (copias los documentos a tu carpeta sincronizada y ya está); y puede actuar como servidor web, lo que resultará muy conveniente si trabajas con documentos HTML o para alojar contenidos creados con eXelearning.

Un gestor de contraseñas

Digámoslo ya antes de que la cosa se ponga peor. Vas a necesitar un montón de contraseñas para todos los servicios que estamos proponiendo. Prácticamente acabamos de empezar y ya llevamos tres: una para el blog de aula, otra para el email y los servicios asociados a él y otra para Dropbox. Mi consejo es usar un servicio online que haga al menos estas dos cosas: almacenar tus contraseñas encriptadas y rellenar automáticamente los formularios de acceso de los servicios en los que tengas cuenta.

LastPass es una opción. Funciona como servicio online o como plugin para Firefox o Chrome. AVISO: NO INSTALAR EN ORDENADORES COMPARTIDOS, USAR SÓLO LA VERSIÓN ONLINE.

Un lugar para tus imágenes y fotos

De nuevo hablamos de una opción que ya tienes en los blogs, en los wikis y tanto en Drive como en Dropbox. ¿De verdad necesito duplicar esos servicios? La respuesta es depende. Piensa en lo siguiente:

  • ¿Usas muchas imágenes?
  • ¿Necesitas mantenerlas ordenadas?
  • ¿Necesitas realizar en ellas operaciones como recortar, escalar, girar, mejorar, añadir texto?

Si has contestado sí a las tres, probablemente te venga bien usar un servicio como Flickr. Además, si usas muchas imágenes es buena idea almacenar en Flickr las imágenes que uses en los blogs o en los wikis para que carguen más rápido y ahorrar recursos.

Un lugar para tus vídeos

Los vídeos son un recurso educativo muy interesante, y sin duda hay mucho material en la red que puedes usar. Pero si quieres publicar tus propios vídeos necesitas un espacio para alojarlos y distribuirlos. YouTube, Vimeo o Blip hacen muy bien ese trabajo.

¿Y cómo puedo descargar un vídeo que he encontrado en la web? Si necesitas hacerlo, puedes usar cualquier extensión de Firefox o de Chrome.

Un lugar para tus enlaces

Una de las cosas más frustrantes en Internet es tratar de localizar un recurso que nos pareció interesante pero olvidamos anotar. Visitamos decenas, cientos de direcciones cuando estamos preparando un tema, y es imposible mantenerlas ordenadas sólo con los favoritos del navegador. Para gestionar ese volumen de enlaces: guardarlas, catalogarlas, compartirlas y recuperarlas cuando vuelvan a hacer falta, necesitamos un gestor de enlaces.

Diigo es un buen sistema para ese fin. Se integra en el navegador mediante un plugin y permite realizar todas las funciones mencionadas arriba y un puñado de otras que también vienen bien.

Un editor de imágenes

Tampoco es que necesites un programa profesional como Photoshop, pero a menudo necesitarás modificar una foto o una imagen. Si sólo lo vas a necesitar ocasionalmente y has decidido utilizar Flickr, como sugerimos arriba, dispones de Aviary, un editor online integrado en ese servicio.

  • Cómo usar Aviary desde Flickr

También puedes usar un editor online independiente como Pixlr

Si necesitas algo más potente, puedes probar Gimp, un programa de edición de imágenes libre y gratuito.

Un editor de vídeos

A ver, no se trata de montar Lo que el viento se llevó, pero no es raro que alguna vez tengas que cortar un segmento de un vídeo mayor, o unir dos clips, o añadir subtítulos, o cambiar el formato de un vídeo… Para esas funciones te puede bastar un editor libre y gratuito como Avidemux.

Y aquí podemos dejar esta selección de herramientas básicas. He procurado ceñirme a las funciones más habituales de nuestro trabajo, más que a tales o cuales herramientas que pueden ser muy útiles en una asignatura concreta o un tipo de actividad, pero que serán de poca utilidad en otras. Si os apetece, usad los comentarios para sugerir vuestras favoritas, indicando la asignatura y el tipo de actividad para las que resultan más útiles.

Puede ser tema para una futura guía.