Vamos a empezar una serie de ejercicios empleando tinta y pincel. El primero, para tomar contacto con el medio, será un ejercicio de caligrafía.

En la tipografía caligráfica los trazos no son de un grosor uniforme, sino que varía según el trazo suba o baje, sea horizontal o vertical.

cal01

Por esa razón el pincel se ajusta perfectamente a su trazado. Un pincel de punta suave puede usarse para trazar líneas finas o gruesas simplemente acercándolo más o menos al papel. En este ejercicio usaremos un pincel de acuarela y tinta para diseñar una firma caligráfica.

cal02

Para empezar haremos algunos ejercicios preparatorios, en los que acostumbraremos la mano a dibujar los trazos que vamos a necesitar para diseñar nuestra tipografía.

Es buena idea repetir esos trazados hasta que tengamos control sobre los gestos que haremos al escribir. Cuando hayamos adquirido seguridad en el trazado podemos empezar a hacer bocetos de la firma que vamos a hacer.

Otro ejemplo:

Otros estilos: caligrafía urbana (firmas, graffiti)

Cómo dibujar trazos muy gruesos

Y algo así es lo que se espera que acabéis haciendo.

IMPORTANTE: hay que hacer los ejercicios en folio, metidos en una funda de plástico. Hay que entregar todas las fases del trabajo: ejercicios, bocetos, trabajos finales.