El sistema axonométrico se caracteriza por ofrecer una representación perspectiva de los objetos. Es decir, una única vista nos informa de las tres coordenadas necesarias para conocer la posición de un punto en el espacio. Los aficionados a los videojuegos de estrategia la encontrarán familiar por haberse utilizado frecuentemente para simular tridimensionalidad en numerosos mapas de juego.

En este tipo de perspectiva, un cuadrado horizontal se representará como un rombo.