Las imágenes digitales pueden ser de varios tipos. Las más importantes para nuestro curso son dos:

  • Imágenes vectoriales
  • Imágenes de mapa de bits (llamadas tambien bitmaps o imágenes rasterizadas)

Las primeras guardan información sobre formas y colores. Una imagen vectorial sabe si contiene un cuadrado o una circunferencia, cuál es su tamaño y su posición en el plano, y cuál es su color. En cambio las imágenes de mapa de bits sólo guardan información sobre el color de cada píxel en una matriz.

Píxeles

Arriba vemos una imagen de mapa de bits y una ampliación de la misma. En la ampliación se aprecia claramente que está formada por cuadraditos de color que, al verse al tamaño adecuado, se funden en una imagen nítida. Cada uno de esos cuadritos recibe el nombre de píxel (picture element). Podemos definir el píxel como cada elemento de una red o matriz, organizada en filas y columnas, que guarda información sobre el color de ese elemento.

En la pantalla de un ordenador, de un smartphone o de una tablet, cada píxel se corresponde con un grupo de tres puntos luminosos (subpíxeles): uno rojo, uno verde y uno azul.

Cada uno de esos colores se funde en nuestro ojo con los otros dos, de manera que no los percibimos por separado a menos que observemos la pantalla con una lupa. Lo interesante del asunto es que cada uno de esos subpíxeles puede iluminarse más o menos, en una escala de 256 grados de intensidad. Así, el color que percibimos puede estar formado por diferentes intensidades de cada uno de los colores básicos. Por ejemplo, si el subpíxel rojo está iluminado a tope (255), el verde a dos tercios de su intensidad máxima (170) y el azul a un tercio (85), el resultado será un color anaranjado, resultado de mezclar las intensidades de los tres subpíxeles. Si los tres subpíxeles brillan al máximo (255) el color resultante es blanco. Si los tres brillan a media intensidad (127), el resultado es gris. Con este método un monitor es capaz de producir 16,8 millones de colores.

La matriz de píxeles

Vuelve a leer la definición de píxel: Podemos definir el píxel como cada elemento de una red o matriz, organizada en filas y columnas, que guarda información sobre el color de ese elemento.

En la imagen superior vamos una matriz de 10 x 8 píxeles. En la segunda imagen vemos una matriz de 12 x 14 píxeles representando una letra ‘a’. y los valores numéricos asociados a cada color. Este es un modelo simplificado que emplea sólo 8 tonos de gris (3 bits = 2= 2 x 2 x 2 = 8). El modelo explicado arriba emplea 8 bits por subpíxel (8 bits x 3 = 24bits = 224 = 16.777.216).

Si el párrafo de arriba te resulta confuso no te preocupes. Lo importante que tienes que recordar es que una matriz de píxeles guarda los siguientes datos:

  • Número de columnas y filas (por ejemplo, 10 x 8)
  • El número de orden y el color de cada subpíxel (por ejemplo, 4, 255, 170, 85, lo que indica que el quinto píxel es del color anaranjado que explicamos más arriba)

Esto es importante porque significa que:

  • Cada imagen está formada por píxeles
  • Cada píxel almacena números (4 en nuestro modelo)
  • Los números pueden operarse: se pueden dividir, sumar, restar, multiplicar…
  • Un ordenador puede hacer rápidamente esas operaciones, alterando fácilmente el color de cada píxel en una imagen

Los editores de mapas de bits

Los programas de edición de imagen basados en bitmaps, como Photoshop, Gimp, Lightroom o Fireworks hacen precisamente eso: modificar rápidamente los números que representan el color de cada píxel, cambiando por tanto el color resultante. En las actividades de esta página aprenderemos a usar un programa sencillo de edición de bitmaps y trataremos de comprender qué operaciones matemáticas producen qué resultados.

En nuestro caso utilizaremos un editor online llamado Pixlr. Este software tiene dos versiones: Pixlr Editor, que es la que vamos a utilizar, y Pixlr Express, más limitada, que no usaremos. La versión para smartphones y tablets es la segunda, así que no nos interesa.

Como alternativa podemos usar Gimp, que está instalado en los ordenadores del aula, pero Pixlr reúne las herramientas básicas que necesitamos para comprender qué hace este tipo de programas y luego podemos escalar fácilmente lo aprendido a otros editores más serios.

NOTA: ESTAMOS REDACTANDO ESTA PÁGINA, VUELVE MÁS ADELANTE PARA LEER EL RESTO DEL ARTÍCULO