Cómo mantener nuestra salud en tiempos de estrés

El estrés debemos de tenerlo, tal que, es necesario en nuestras vidas, la mayoría de las personas piensan que nos perjudica a nuestra salud, pero es absolutamente falso, según el tipo de estrés que mantengamos a lo largo de nuestra vida.

Se pueden diferenciar dos tipos de estrés:

-. El primer tipo lo llamo el benigno, éste desaparece rápidamente en corto plazo, nos ayuda a evitar los peligros que ocurren a lo largo de nuestra vida, y no nos dañan físicamente o psicológicamente a nuestro organismo, algunos ejemplos que podemos citar pueden ser; cómo la pelea con la pareja, un frenazo del coche en el momento que ayuda a salvarnos del peligro que nos pudiese haber ocasionado, también cuando nos ocurre algo nuevo o emocionante, etc.

-. El segundo tipo es al contrario que el anterior, maligno voy a nombrarle, éste se mantiene a largo plazo, nos provoca en la mayoría de las personas trastornos alimenticios, excesivo aumento de alcohol y tabaco, ser irritable con los demás sin motivo alguno o por el mínimo motivo, mantenerse alerta o en constante alarma, etc.

El estrés y nuestro cuerpo.

El estrés que sufrimos es por la liberación de hormonas que lleva a cabo nuestro cuerpo, así que nos aumenta el pulso, estamos en constante alerta y causa que los músculos se mantengan en tensión, en corto plazo nos ayuda a reaccionar ante las situaciones peligrosas que se nos sitúen por delante de nosotros, es la manera en que nuestro cuerpo se protege así mismo.

Sí tenemos estrés maligno, incluso cuando no hay peligro nuestro cuerpo se mantiene en alerta, con el tiempo se pone en riesgo de ocasionar diversos problemas de salud:

  • Hipertensión, no tiene edad, aunque suele ser más común en personas con avanzada edad.
  • Insuficiencia cardíaca, debido al alterado pulso durante diverso tiempo, bombeando el corazón exageradamente.
  • Depresión o ansiedad, a la tristeza constante que se sufre al estar alarmado durante mucho tiempo.
  • Diabetes, se producen trastornos en el azúcar de la sangre, produciendo bajadas o subidas repentinas.
  • Problemas en la piel, se nos refleja en la piel en forma de acné, la forma más común, está comprobado que los adolescentes en periodos claves de exámenes incrementan la cantidad de acné mientras que cuando descansan un tiempo disminuye considerablemente la mayoría de los adolescentes.
  • Descontrol menstrual en las chicas, debido a las hormonas que se mantienen en gran cantidad en el organismo.

Sí se tiene algún trastorno en la salud, cómo los anteriores citados, el estrés maligno puede que empeore la cosa.

Signos de demasiado estrés

El estrés puede causar muchos síntomas, tanto físicos como emocionales, algunas veces no nos demos cuenta de que estos síntomas son ocasionados por el estrés. Aquí comento algunos signos que puede estar afectándonos a nuestro organismo: diarrea, mala memoria, dolores de cabeza frecuentes, falta de energía, uso de alcohol o drogas para relajarse, problemas para dormir o dormir demasiado, cuello o mandíbulas rígidos, problemas sexuales, cansancio, pérdida o aumento de peso, etc.

Cómo eliminar el estrés de nuestras vidas

Os comento sobre unos ¨ tips ¨ que ayudarán a eleminar o mantener fuera de nuestras vidas durante largo tiempo atendiendo sobre estos apartados:

  1. Hacer deporte:  Sí, cómo estás leyendo,deporte en nuestras vidas. Muchos de nosotros pensamos que para combatir el estrés hay que dormir una semana seguida y no es así. Sino la mejor forma para eliminarnos el exceso de estrés es haciendo ejercicio, sea en bicicleta en el paseo, andar por el camino del colesterol, ponernos en las maquinas del paseo, no importa donde sea, sino lo importante es hacerlo, ya que es justo y necesario. Con el ejercicio nos cansaremos más caeremos en redondo en la cama y combatiremos el insomnio y por último, liberaremos las llamadas ¨ hormonas de la felicidad¨ , las endorfinas.
  2. Reír: Otra vez aparece la hormona de las que todos estamos muy contentos, al reír a carcajadas nos sentimos mucho mejor, y podremos disfrutar de muchos beneficios, como un mejor ritmo cardíaco, mayor irrigación sanguínea, función pulmonar, una piel más luminosa, se reniavarán las energías, y nos sentiremos como nuevos.
  3. Comer de manera saludable: la alimentación tiene mucho que ver cómo nos sentimos, por eso, algunos alimentos como los refrescos, los dulces muy azucarados, fritos, comida rápida, etc. Deberíamos evitarla, pero no podemos, por eso debemos de comerla en menor cantidad, ya que hay que ser moderado, tanto en la comida rápida como en las frutas y verduras, porque nos pueden ocasionar males en nuestros organismos.
  4. Desconectar: No podemos estar `enchufados´ las 24 horas a los aparatos móviles, pero tampoco para desconectar hay que irse al desierto de Almería durante un año, sino hay que tomarse el tiempo necesario para cada cosa en cada momento, como dejando el móvil  en otra habitación mientras comes, o dedicarnos a hacer algo que nos guste, como leer, jugar en familia a un juego de mesa, etc.